lunes, 11 de diciembre de 2017

Legado de reyes II. Líder - Reseña

La noticia de que Carlais Dagafiel está viva y reclama el trono de Cathlan recorre todo el reino. Aunque algunos creen que son rumores sin fundamento, nadie puede negar la existencia de un grupo de rebeldes que se ha posicionado en contra del rey Noriam.
Con el apoyo de este improvisado ejército que crece a medida que la injusticia se cierne sobre el pueblo, la joven princesa hará todo lo que esté en su mano para recuperar la corona que una vez perteneció a su familia y tan cruelmente le fue arrebatada.
Entre viajes a tierras lejanas, escaramuzas junto a los rebeldes y la tensión propia de estar a las puertas de una gran batalla, Carlais no tendrá más remedio que renunciar a la persona que era y convertirse en la auténtica líder de la rebelión, aunque eso incluya perder la libertad para escoger a quien amar.

El final de la bilogía llega con la fuerza de una saeta, directa al corazón. Emocionante, intrincada y con una ambientación sólida, es una conclusión perfecta para una saga imprescindible.

Fuente
Después de haber devorado y vuelto a devorar la primera parte de esta bilogía, tener el placer de leer y corregir la segunda parte fue un gusto y un honor, así que gracias a Escarlata Ediciones por la oportunidad. Dado que la reseña es de una segunda parte, quizás no sea tan extensa, aunque voy a resaltar los puntos que me parecen más importantes. Además, aunque es poco probable que comente algo que se considere spoiler (en ese caso siempre aviso), sí voy a hablar de cosas que pasaron en la primera parte, así que tengan cuidado si no lo leyeron.

El final de Heredera llega después de una huida especialmente complicada, que deja a nuestros protagonistas en evidencia frente a sus enemigos. El principio de Líder llega sin que pase mucho tiempo desde entonces. En esta novela, ya pasada la etapa de descubrimiento y adaptación de Carlais a su verdadera identidad, toca poner en marcha los planes para derrocar al frío e inescrupuloso rey Noriam. Por lo tanto, pueden imaginarse el tipo de novela que tenemos acá: intrigas políticas, escaramuzas, dolor, delirios de poder, acción y todo eso que tanto nos gusta.

Fuente
Eso sí: sigue sin tener un ritmo vertiginoso. Las cosas pasan con su debido tiempo, de una forma intensa pero más pausada. Sé que esto puede influir según el tipo de lector, así que no me parece mal avisar para que nadie espere algo que no va a encontrar. Para mí, lo que este ritmo provocó fue que se sintiera más real, y quizás más palpable la desesperación de ambos bandos por lograr prevalecer. Creo que es de esas historias en las que si todo pasara muy rápido, no serían creíbles. Así que para mí es de esos libros en los que tenés que meterte y dejarte atrapar, y así vas llegando hasta un final realmente intenso.

Disfruté de la novela y, una vez más, me descubrí admirando en la segunda lectura lo bien planificado que está todo. Gema es sin duda de esas autoras que gustan de atar todos los cabos y de tener todo bajo control. La trama se entreteje con destreza, y es sólida como para aguantar todo lo que sucede. Da gusto leer una historia así, y ayuda a eso que comentaba más arriba, de que se siente mucho más creíble.

Fuente
Ayuda también el desarrollo del personaje de Carlais. Si en la primera parte todavía tenía sus dudas y sus esfuerzos por aprender eran aún torpes, en esta se vuelve más fuerte y toma conciencia de lo que de verdad significa ser la heredera al trono de Cathlan. Lo que implica ser una reina, con todo lo bueno y todo lo malo. Todas las responsabilidades. Quien lea la novela va a entender bien por qué lo digo. Hacía tiempo que no me pasaba eso de sentirme orgullosa de las decisiones de un personaje.

No es la única que evoluciona. Todos los personajes, desde aquellos con más importancia hasta los secundarios que parecen intrascendentes, tienen un papel y un desarrollo que ayudan a que la trama avance —con sentido, como ya se dijo antes—. Tienen especial importancia la relación entre Noriam y Munio, el camino que transita Laina, el peso que carga Arcren sobre sus hombros y la manera en que maneja Carlais su situación con Dan —el amigo que está enamorado de ella sin ser correspondido, por si alguien anda olvidado—. Además, claro está, Eldara. Muy interesante.

Fuente
Pero si hay algo que tengo que alabar en cuanto a relaciones humanas, es lo que sucede entre Carlais y Reif. Es una historia que se basa en la confianza mutua, en sentirse bien el uno con el otro, pero que es acechada por el peligro que supone que algo suceda —y se sepa— y la imposibilidad de que tenga futuro tanto si los rebeldes ganan como si no. La forma en que la autora maneja esto me parece muy realista y sensatoestoy más que de acuerdo con la resolución que se le da. Obviamente no voy a contar qué sucede porque quiero que ustedes lo lean y lo vean con sus propios ojos, pero si lo leyeron, me gustaría que me contaran qué tal.

En resumen, es una conclusión intensa, con una base sólida y cantidades de acción, aunque sin ser vertiginosa. Es, además, muy emotiva. Voy a tener que admitir que un poquito me emocioné —yo, que soy un ser horrible— con las últimas páginas, sobre todo en la segunda lectura. Me imagino que van a tomar eso como una recomendación. Porque bueno, me imagino que van a leer esta bilogía, ¿verdad? Porque deberían.

Playlist que utilicé para corregir esta novela

jueves, 7 de diciembre de 2017

La reina impostora - Reseña

Una profecía que no se cumple
Un reino a la deriva
Una joven atrapada entre el deseo y el deber

Elli era solo una niña cuando los Ancianos de Kupari la eligieron como la sucesora de la reina: una mujer que puede manejar el poder infinito de la magia de hielo y de fuego al servicio de su pueblo. A Elli la prepararon para cumplir su destino, el día en que esas poderosas fuerzas tomen su cuerpo para cumplir la profecía.
Pero cuando llega el momento, las cosas no ocurren como lo esperaban, y Elli tendrá que adaptarse a una nueva realidad cargada de oscuros secretos e injusticias, y averiguar cuál es su verdadero rol en la historia de los Kupari.





Si voy a ser totalmente honesta, no sé bien qué expectativas tenía para este libro. Me llamaba la atención y había leído alguna que otra reseña positiva, pero no tenía claro qué me iba a encontrar. De hecho, temía que fuera una nueva representación de un mundo mágico medieval. Por suerte, al aventurarme en sus páginas —gracias a América Latina—, descubrí que no tenía nada que temer. En ese sentido, La reina impostora me dejó extremadamente satisfecha. En casi todos los sentidos, en realidad. Les cuento.

Fuente
Lo que más me entusiasmó creo que no fue la historia, que en sí es bastante simple y tiene algunos puntos predecibles, aunque nada que chirríe de verdad. En realidad, lo que me llamó es que con una base así haya logrado ser diferente, que se las ingenie para ser su propia historia y tomar ciertos caminos por las que otras novelas no se la juegan. Quizás no desborde acción, como pueda parecer por la portada, pero tiene escenas terriblemente intensas y otras muy descarnadas, sobre todo porque no se corta ni un poquito en describirnos la miseria o el dolor o las heridas. También toca temas universales, como los elegidos, los gobernantes, la corrupción y la religión. Y bueno, la magia. Magia de hielo y fuego, que todos los kupari tienen en su interior, sean portadores o no, en mayor o menor medida. Pero que la Valtia, la reina, maneja con una fuerza superior a todos. Y por eso es la reina. Se supone que Elli es la próxima Valtia, pero... shit happens.

Para todo esto es fundamental la figura de Elli, nuestra protagonista. Elli es la Saadella, la sucesora de la Valtia. Fue criada para esto desde niña y es el único destino que conoce. Sin embargo, cuando las cosas no salen como deberían, deberá enfrentarse a un mundo crudo en el que no es nadie más que ella misma. Y quizás eso no está tan mal. Me gustó Elli porque es en verdad muy humana. Mientras cumple con su rol, está realmente dedicada a eso. Y cuando las cosas se desmoronan, trata de sobrevivir y de crecer. Quizás tiene momentos en los que es demasiado pasiva, pero hay secundarios que la motivan a mostrar su voluntad. Me gustó también un punto importante que toca la novela: los elegidos. ¿Qué pasa cuando te crían para ser un elegido? ¿Qué consecuencias tiene serlo? ¿Y si de repente no lo fueras...?

Fuente
Es posible que los demás personajes no estén tan definidos como Elli, pero siento que algunos están esperando a los siguientes tomos para mostrarse en todo su esplendor. Los ancianos, sobre todo, ese grupo medio turbio de hombres con magia que rodean a la Valtia. Durante la novela son una sombra y nuestra opinión sobre ellos va variando, pero ¿al final? Me da mucha intriga qué acciones van a tomar. 

Por otro lado está la mismísima Valtia —anterior a Elli—, cuyo nombre real es Sofía y por lo tanto ya me cae bien (?), que nos muestra la fuerza que tienen estas reinas frente a los demás. Se supone que son mujeres que viven pocos años porque sus cuerpos no soportan tanta fuerza, y cuando vemos la forma en que mueren —algo que se nos muestra desde el prólogo— queda bastante claro que no es nada bonito.

Después está la gente de las cuevas, a quienes Elli conoce después de que todo se complique. Como en cualquier lugar donde vive mucha gente, hay de todo. Y están los entrañables, quienes se convierten prácticamente en su nueva familia, y quienes desconfían de ella —con razón, todos lo sabemos, pero igual—. Este grupo, bastante oprimido por la gente de la ciudad, nos muestra una cara de Kupari que Elli, rodeada siempre de lujos por ser la Saadella, no conocía. Y dado que ella narra en primera persona, nosotros tampoco. Este choque de lo conocido con la realidad no es algo nuevo, pero me gustó la forma en que Elli lo encara.

Sig, un portador de fuego, es uno de esos personajes que probablemente tengan mucho que decir en la siguiente parte, porque es de esos revolucionarios un tanto irreflexivos. Por otro lado, Oskar es su opuesto, y es todo dulzura y cuidado. Sobre todo por su familia. Y por Elli, por supuesto. Aunque Oskar se convierte en el claro interés amoroso —y es una relación bastante linda, que nace del cuidado del uno por el otro y no de la nada—, no es el primer amor de Elli. Y esta es otra de las cosas que hacen que la novela sea diferente: Elli sentía cosas por Mim, su doncella. Y dentro de la narrativa, no se la juzga por ello. Me pareció maravilloso.

Fuente
La ambientación es de lo que más disfruté. Fuera de la ambientación medieval europea que temía encontrarme, hallé un mundo un tanto más primitivo. Ciudades-estado, tierras más bien nórdicas, sistemas de gobierno menos desarrollados... Me hizo pensar en eso, en tribus nórdicas, en ciudades antiguas y poco pobladas, aisladas. En cierta forma, me hizo acordar a Las tumbas de Atuan, el segundo libro de la saga de Terramar. Toda la historia de la magia de los kupari me pareció interesante, pero me gustaría que se entrara más en esas temáticas. También me gustaría saber más de los soturi, ese pueblo en vías de convertirse en un imperio que amenaza con conquistar Kupari. 

Entonces bien, es una novela que recomiendo porque encara temas ya conocidos desde una perspectiva un poco diferente, con elementos que no son los que suelen mostrarnos —sobre todo en materia de relaciones interpersonales—. Además, aunque la historia no sea trepidante, la narración es bastante ágil y lleva al lector sin problemas hacia un desenlace más bien explosivo. No vi mucho sobre esta novela en redes y me parece una pena, sobre todo porque se le ha prestado atención a novelas repetitivas que tratan los mismos clichés una y otra vez. Así démosle más amor a esta saga, ¿les parece?

lunes, 4 de diciembre de 2017

Lumen - Mini reseña + Actividades literarias

DESDE HACE SIGLOS, LA HERMANDAD DE GUARDIANES ACTÚA EN LAS SOMBRAS Y VELA POR MANTENER EL EQUILIBRIO.

Alexia y sus amigos no imaginan que un simple juego en el cementerio despertará a una Sombra de un panteón olvidado. Al sentirse amenazada, Alexia descubre que posee una habilidad hasta ahora desconocida y entra en contacto con los Guardianes, que tratan de aclarar el origen de su poder.

Junto a la Hermandad, tendrá que sobrevivir al ataque de criaturas fantásticas y enfrentarse a los Renegados para restablecer el Equilibrio. Descubrirá que nada es lo que parece y que todo es posible en una ciudad donde nunca había pasado nada…. hasta ahora.




Esta es una entrada un poco cargada de cositas, así que voy a ser relativamente breve en todo para no atomizarlos con información. Lo primero es hablar sobre esta novela que tuve la suerte de poder leer. No es tan común la urban fantasy fuera de Estados Unidos, así que ya la considero un éxito solo por eso. Sin embargo, como libro en sí no terminó de colmarme, aunque pasé un buen rato. Y además, qué portada más bella, por favor, mírenla.

Fuente
La historia, como bien dice la sinopsis, trata de la vida de Alexia después de los misteriosos acontecimientos en el cementerio y de sus aventuras con los Guardianes. Vamos a descubrir a un grupo variopinto de personajes con una misión muy especial, con ciertos poderes —el Lumen, una denominación que en verdad me encantó— y que guardan más de un secreto. La trama está llena de acción, pero llenísima, y quizás eso deja poco lugar a la introspección, pero no carece de ella. Me parece un acierto, de todas formas, que una novela de este tipo tenga agilidad, tanto en el ritmo como en la narración, que es muy amena.

Quizás lo que no terminó de llenarme es que se me hizo superficial, y no en el sentido frívolo, sino en que realmente no alcancé ni a los personajes ni a la trama. Creo que va tan rápido, que cuenta tanta cosa y de tanta gente, que al final no terminé de conectar. Pero no porque potencialmente no pudiera, sino porque no tuve tiempo. No llegué a sentir las cosas. Y esto es un problema, pero no imposibilitó todo el disfrute porque igualmente se me hizo entretenida.

Tengo la sensación de que, de cualquier manera, esto podría solucionarse en la próxima novela de esta autora, que sin dudas voy a querer leer, porque como dije, potencial hay. Así que voy a estar bien al tanto. Además, no puedo dejar de mencionar que esta es una novela autopublicada, y que por lo tanto llevó un esfuerzo enorme que tenemos que considerar. Está muy bien y muy cuidada, eso sí, cosa que se agradece y se tiene en cuenta. Ojalá pronto tengamos más de esta autora. Por ahora, les dejo el booktrailer:




///


El miércoles pasado tuve el gusto de asistir a la avant premiere de Wonder (Extraordinario), adaptación de La lección de August de R. J. Palacio, que leí y reseñé el año pasado. Muchísimas gracias a Penguin Random House por invitarnos a mí y a otros bloggers y booktubers de la comunidad ♥.

Además de que fue una experiencia súper linda y de que nos trataron muy bien —nunca había ido a un prestreno y fue todo nuevo para mí—, la película me pareció excelente como adaptación, y como ya dije en algún tweet, quizás hasta me gustó más que el libro. Ah, sí, me puse polémica. Bueno, para ser sincera, el libro me gustó, pero no me fascinó. Y la con la película realmente sentí cosas. Además, el casting es genial y saben cómo transmitirte todo eso.

Así que queda totalmente recomendada la película; para los que leyeron el libro y esperan una adaptación fiel y que transmita todos esos sentimientos tan intensos —la van a tener, tranquilos—, pero también para los que no se animaron con el libro y prefieren arrimarse a la película primero. No creo que se arrepientan.


///


También de la mano de Penguin Random House, el jueves pasado tuvimos la oportunidad de charlar con el autor uruguayo de literatura infantil y juvenil Federico Ivanier. Si me siguen desde hace algún tiempo, sabrán el amor que le tengo a este autor, que es de mis favoritos de la infancia. Pueden leer algo más al respecto en este especial sobre otra de sus novelas. Sin embargo, la charla de hoy tenía como motivo la reedición de su novela Música de Vampyros, del año 2009. Muchísimas gracias también a Penguin por el ejemplar ♥.

Leí esta novela por allá cuando salió en aquel año, y si bien recuerdo haberla disfrutado —no será mi preferida, pero todo lo de Ivanier me gusta, así que ya saben que está buena—, necesitaría una relectura para poder darles una opinión completa. Espero que pueda suceder pronto, aunque tengo un diciembre medio complejo. Lo que sí recuerdo es algo que Federico también comentó durante la charla: el enfoque del vampirismo en esta novela no es el típico que podemos encontrar en las que salieron con el boom de Crepúsculo. Es más, borren ese otro libro de sus cabezas. Acá el enfoque es el de la adicción, con un trabajo impresionante sobre la psiquis de los personajes principales. Creo que es una novela que debe leerse con atención y sin prejuicios —que seguro tenemos después del boom—, porque aporta una lectura diferente sobre estas criaturas particulares.

En sí, pudimos disfrutar de una charla sobre escribir, sobre sus novelas y sobre su proceso creativo. Federico Ivanier es un autor simpático, con el que es fácil charlar y que no tiene ningún problema para hablar y dejarse llevar por el hilo de sus pensamientos, así que fue muy divertido escucharlo. De hecho, se nos pasó volando, charla va charla viene, sanguchito y masitas de por medio. El ambiente fue muy cálido, cosa que también ayudó. Creo que todos nos fuimos contentos ese día. 


///


Así que nada, estas fueron algunas de las cosas que me pasaron la semana pasada. El viernes también fue la reunión número 40 del #Clubdelectura.uy, un proyecto hermoso al que me encanta ver crecer y evolucionar cada vez más ♥. Si viven en Uruguay, no sé qué están esperando para acercarse al club, porque realmente es una movida preciosa.

¿A ustedes cómo les fue esta semana? Ahora que se nos viene fin de año encima, ojalá que las últimas lecturas sean preciosas y que estén a la altura de todo lo que venimos leyendo. ¡Abrazos para todos!

jueves, 30 de noviembre de 2017

El soñador desconocido - Reseña

El sueño elige al soñador, y no al revés, y Lazlo Strange, huérfano de guerra y aprendiz de bibliotecario, ha temido siempre que su sueño eligiera mal. Desde los 5 años ha estado obsesionado con la mítica ciudad perdida de Llanto, pero sería preciso alguien más audaz y valiente que él para cruzar medio mundo en su busca. Entonces se le presenta una asombrosa oportunidad en la persona de un héroe llamado Matadioses y una pandilla de legendarios guerreros, así que Lazlo ha de aprovechar su oportunidad o perderá su sueño para siempre.

¿Qué habrá pasado en Llanto hace doscientos años para que fuera aislada del resto del mundo? ¿A quién mató exactamente el esbirro Matadioses en el nombre de dios? ¿Y cuál es el misterioso problema que ahora intenta resolver buscando ayuda?

Las respuestas esperan en Llanto, igual que algunos otros misterios, como aquella diosa de piel azulada que se le aparece a Lazlo en sueños. ¿Cómo es que la ha soñado aun antes de saber siquiera de su existencia? Y si todos los dioses están muertos, ¿por qué ella parece tan real? En esta imponente novela de gran alcance, la sombra del pasado es tan real como los fantasmas que merodean en la ciudadela de los dioses aniquilados.

La última reseña del mes es de uno de los libros que más vienen gustando en el año. Sin exagerar. Lo enamorada que estoy de este libro no tiene nombre. Muchísimas gracias a Penguin Random House por esta belleza, que creo que me alegró estos últimos días. Ya había leído a Laini Taylor con la trilogía de Hija de humo y hueso, que me fascinó, pero creo que esta historia me gustó todavía más. Y eso es mucho decir.

Fuente
La historia de este libro es realmente mágica. Y se siente como caminar a través de un sueño, más allá de que ese sea un tema a tratar. Es difícil hablar de qué trata el libro en sí porque de hecho la trama se basa un poco el misterio que hay tras Llanto, y si les cuento ahora los secretos, no va a tener mucha gracia. Sí puedo decirles que en sus muchas páginas hay acción, hay misterio, hay amor y hay escenas infinitamente emotivas y poéticas, algo muy Laini. Pero sí, la cuestión tiene que ver con la desaparición de esa ciudad mítica y maravillosa llamada Llanto, aunque ese no es su verdadero nombre, y este es otro misterio.

Fuente
Hay dos grandes protagonistas en esta novela, y son Lazlo y Sarai. A Lazlo lo conocemos en la sinopsis, pero voy a contarles algo más: es uno de mis personajes favoritos. Es un chico dulce, considerado, apasionado por las historias y por aprender. No es tan usual encontrarnos con personajes así de lindos, menos como protagonistas, así que fue todo un gusto leer sobre él y ver las cosas desde su perspectiva, tan buena y esperanzadora. Lazlo es un huérfano; no sabe nada de su origen, por supuesto, pero sí sabemos que fue criado por monjes y que es bibliotecario en Zosma. De hecho, el libro nos narra toda esta etapa de su vida que, sin ser la más interesante, no tiene nada de aburrida. Lo que provoca es que, cuando las cosas realmente empiezan, se nos haga todo más emocionante, porque sabemos lo que significa para Lazlo. Y a Lazlo se lo quiere. Lo queremos. Este blog quiere a Lazlo.

Fuente
La otra protagonista, digamos, es Sarai. Y Sarai es bastante más complicada de explicar, porque no sé hasta qué punto puedo hablar de ella sin caer en el spoiler. Además, todo lo que vamos sabiendo de ella, de sus compañeros o de su pasado, se va develando de a poco, con muchísimo cuidado y en los momentos justos. Sarai es mucho más oscura que Lazlo, pero con esto no quiero decir que sea mala, sino que sus circunstancias la vuelven mucho más consciente de su ser y de lo que eso implica. Y de cuáles son sus perspectivas de futuro. De cualquier manera, están entrelazados por los sueños, de una forma literal y quizás no tanto, pero sus escenas juntos me parecieron increíbles. Desde el punto de vista narrativo, son fascinantes. Sueños en sueños y sueños de sueños. Quizás pueda parecer confuso, pero a la hora de leer eso no es problema, lo prometo. Lo que aporta el personaje de Sarai es una perspectiva importantísima, pero también la otra cara del relato. Quédense con eso cuando lean.

Hay un montón de secundarios. Un montón. Pero no son de relleno, por supuesto, porque esta obra maravillosa no tiene nada porque sí. En todas las etapas de la vida de Lazlo hay figuras clave, como los monjes o los bibliotecarios, pero creo que pocas tan influyentes como el inteligentísimo y soberbio Thyon Nero, quien pretende robar su sueño, y Eril-Fane, el Matadioses. Y aun así, fuera de eso, muchísimos personajes pueblan las páginas de esta novela, todas para añadir un nuevo matiz o color. Muchísimos. Menos del lado de Sarai, por supuesto, pero qué fuerza y qué importancia tienen los cuatro.

Fuente
Como no va a sorprender a nadie que lea este blog desde hace un tiempo, la ambientación me compró en seguida. Es fantasía, pero no es la típica medieval europea. Tiene algo muy oriental, de mitos antiguos. Además, es increíblemente sensorial. Cada vez que se habla de aromas, texturas y sabores, es facílisimo sentirse allí. Pero no solo eso, sino que tenemos lugares más oscuros y fríos, más siniestros, que logran su cometido de hacernos sentir asfixia. Y también tenemos los sueños, los lugares reales y los soñados, digamos. La diferencia es interesantísima. Tengo que recalcar lo cuidado que está ese mundo, en cuanto a su historia y sus leyes, y las posibilidades, y todo. Muero por volver a meterme en él, con el siguiente tomo de la historia. No sé cómo hace esta autora, pero parece que sus mundos siempre logran atraparme.

Fuente
Por supuesto, lo que hace que esta novela tan fantástica y mágica tenga ese tono tan onírico es la maravillosa prosa de la autora. Ya sabíamos que Laini escribía bien, pero esto es un nuevo nivel de belleza. Leí por ahí una reseña que decía que su prosa estaba ahí, al bordecito de ser purple —demasiado recargada—, pero que juega con el límite y se queda ahí. Me parece una descripción acertada. En ningún momento la prosa me cansó ni me hizo querer dejar de leer, sino que me vi cautivada por la hermosura de lo que se decía y de cómo se decía. Como decía más arriba, el mundo descrito es increíblemente sensorial, y esto no podría haberse logrado si no fuera porque la autora supo manejar estos elementos con maestría. Cuando los personajes miran, oyen, tocan, prueban, huelen, sienten... nosotros sentimos. De verdad. Para mí fue un libro intenso en ese sentido. Como si, mientras leía, el libro se llevara un pedacito de mí y me lo devolviera cargado de estas cosas.

Fuente
Difícil concluir con alguna idea original, después de todo lo que dije. Creo que el mensaje más claro es que es un libro que me fascinó y que por supuesto voy a recomendar a todo ser viviente que se me pase por delante. Es largo, pero de verdad largo, y quizás me daba un poco de respeto meterme en semejante viaje, pero valió la pena. No me llevó tanto como esperaba pero yo estoy enferma de la mente y leo muy rápido, y creo que es porque la necesidad de saber nos va llevando de la manito hacia el final. Y eso que en parte me resistí, porque no quería que se terminara nunca. Eso sí, el final me destruyó. ¿Qué es ese cliffhanger, Laini? ¿Cómo se supone que voy a hacer para esperar el siguiente? Como sea, los invito a que se la jueguen y apuesten por esta novela maravillosa, por este mundo y por estos personajes. Si son como yo, no se van a arrepentir tampoco.

lunes, 27 de noviembre de 2017

El cielo es azul, la tierra blanca - Reseña

La gran novela japonesa que ha marcado un hito en la literatura contemporánea, una historia de amor inolvidable. Novela ganadora del prestigioso Premio Tanizaki. Tremendamente poética, la historia ejerce un sensual y magnético poder sobre el lector. Esplendida.
Ramon Clavijo, Diario de Jerez

El cielo es azul, la tierra blanca es una de las historias de amor mas bellas que he leído en mi vida. No me refiero a uno de esos amores cursis y pretenciosos que proliferan tanto en cierto tipo de libros, sino a algo mucho mas profundo y real, la lenta y solida relación de dos seres solitarios, necesitados el uno del otro, capaces de encontrar la ternura y de compartirla con el amado en medio de los mas pequeños gestos cotidianos, comer, beber, dar un paseo, sentarse junto a una ventana en la oscuridad... Y narrado de una manera tan delicada, tan justa, que parece un pedazo de vida real -quizá lo sea- pintado en un lienzo y ofrecido a nuestros ojos para ayudarnos a ser mas sabios. Léanlo y disfruten.
Angeles caso, La Vanguardia 

Tsukiko, la protagonista de la novela, ya tiene guardado un lugar de honor en ese hipotético limbo de los personajes femeninos mas destacables de la literatura moderna.
Manu Gonzalez, Qué Leer

Una autora de culto. La japonesa es una reina en el difícil arte de golpear al lector sin hacer ruido.
Eugenio Fuentes, La Opinión de A Coruna

Leer a Kawakami es como darse un baño de agua tibia. Lo mas importante es el homenaje que se rinde a la melancolía, o a la imposibilidad o, mejor aun, a este estado de indefinición -prerreflexivo- podríamos decir en el que habitualmente nos movemos los humanos.
Pablo D'Ors, ABC

Con la delicadeza con la que florecen los cerezos y la hermosa naturalidad de un haiku, los protagonistas van trenzando una relación amorosa que desafía convenciones.
Antonio Lozano, La Vanguardia

Lo que Hiromi Kawakami cuenta es tan carnal, hermoso y estimulante para el lector que no exige ser mas explicita. Su misterio radica en el extraordinario poder alusivo de la escritura, legado de los grandes artistas de la narrativa japonesa moderna.
Robert Saladrigas, La Vanguardia

El relato transcurre como un viento templado a través de una mosquitera. Posee algo así como el encantamiento de una cantinela. De una rayuela. Uno salta del cielo a la tierra, a la pata coja, con un vaso de sake en la mano, con el corazón sin embargo atormentado, al final, bañado de tanta esperanza.
Francois Simon, Le Figaro litteraire

La prosa de Kawakami bien puede definirse como cristalina: esta construida con la precisión hermosa y reticular, perfectamente conectada, de un cristal.
Ciro Garcia, El Norte de Castilla

Sutileza y delicadeza, una prosa detallada que describe a conciencia las marcas del alma. Un viaje literariamente sugestivo.
Pere Guixa, El País

Hiromi Kawakami: las cosas sencillas son melancólicas. Bellamente melancólicas, como el sol que derrite la nieve, sin dejar huella de ella.
Hector Abad Faciolince

El estilo de Kawakami es de una gran finura narrativa, de una delicadeza que roza la poesía, pero en la que también caben la oscuridad, el dolor y el desgarro.
Elena Sierra, El Correo


Fuente
Un montón de opiniones preciosas, ¿verdad? Cuando llegó esta novela, yo ya tenía curiosidad por la autora, pero fueron estos comentarios los que me hicieron decidirme a leer el libro. Y he aquí que en realidad no me prepararon de verdad, ya que para leer esta historia tuve que sobrepasar un prejuicio propio, que quizás no me dejó disfrutar del todo, pero que voy a achacar a lo personal. Así que no dejen de leer ni crean desde ya que no va a gustarles, porque esta es una tara mía. 

Les cuento, así como por agregar un dato nomás, que este fue el libro que leí en la sala de espera antes de ir al oculista el día que me desmayé por primera vez —me bajó la presión, no fue cosa del libro—, y que terminé al otro día cuando iba a la última clase de danza japonesa antes de la presentación, cosa que me parece súper adecuada. Miscelánea (?).

Voy a empezar hablando del título. Fue muy tierno encontrar el pasaje al que se refiere, pero cuando me tomé el tiempo de leer el original (Sensei no kaban, es decir, «El maletín del maestro»), me pareció mucho más adecuado para la novela. Quizás no suene tan lindo, pero creo que es más honesto y que pega más con la esencia de este libro. Algunos acá ya saben que estudio japonés; no iré muy avanzada, pero igual me divertí intentando imaginar diálogos y cosas en ese idioma, aunque no conozco el texto original —ni tuve demasiado éxito—. ¿Nerd? Siempre.

Fuente
Estuve meditando si hablar de esto sería considerado spoiler, pero llegué a la conclusión de que no, dado que la historia comienza así. Para mi sorpresa, Tsukiko, la protagonista de esta historia, la vive junto a Harutsuna Matsumoto, a quien ella llama maestro, ya que fue su profesor en la secundaria. Ahí paré la oreja porque es un tropo que no suele gustarme, pero un poco me calmé cuando vi que Tsukiko tenía treinta y ocho años. Seguirá siendo una relación de poder que no me complace, pero al menos ya ha vivido y sabe lo que hace. Más o menos.

Fuera de este hecho —que ya ven que no tiene por qué afectar a todo el mundo—, la novela es preciosa, efectivamente. Es una historia de amor delicada, que se cuece a fuego lento, y que se muestra más en los detalles y en los gestos que en palabras apasionadas o situaciones intensas. Es todo eso que dicen los comentarios de ahí arriba y más, y creo que es de esos libros que te transportan a leer y que te dejan cosas en el pecho al terminar.

Tsukiko, a pesar de su edad, parece una niña perdida en un mundo de adultos. Esto es un tema que se trabaja en la novela, así que no voy a extenderme, pero me pareció curiosa esa forma que tiene de ver el mundo, y de hecho, me hizo pensar en lo alienados que están algunos adultos frente a lo que se supone que deben ser y la imposibilidad para conseguirlo

Fuente
El maestro, por otro lado, carga con una melancolía enorme, y una sabiduría que le viene de un pasado más bien tormentoso, que vamos descubriendo de a poco. Por suerte por suerte no presiona a Tsukiko, sino que comparte con ella su tiempo y, así, se va desarrollando la historia entre los dos. Es una persona amable, inteligente y con una paciencia que parece infinita. Fue fácil sentir cariño, aunque no fuera intenso.

Además, la narración es perfecta. Se toma su tiempo para que las cosas tengan lugar, describe lo necesario de manera delicada y justa, y llega. Les juro que llega muchísimo. Hay algo en la literatura japonesa que siempre me deja con la boca abierta, a pesar de que la variedad de autores es inmensa. No sé qué es. Quizás es porque estoy implicada con la cultura y me llega muchísimo de por sí, pero en fin. Tiene algo.

Y respecto a la cultura, creo que no es especialmente oscuro para nosotros, occidentales, tengamos el conocimiento que tengamos. Siempre es mejor, pero si no es lo que más han leído, igual se puede. Siempre y cuando tengan en cuenta que no van a encontrar una historia intensa sino llena de silencios y tiempos muertos, que a fin de cuentas son los que importan acá.

Para concluir; sí, me gustó. Tuve que superar ese prejuicio propio, pero valió la pena. Probablemente quiera leer más de esta autora, porque su forma de narrar y contar historias me parece preciosa. Ustedes, ¿van a probar?

jueves, 23 de noviembre de 2017

Lugar imposible - Reseña

Mariana es una chica de catorce años que vive junto a su madre, sobrelleva la separación de sus padres y la pena por la muerte de su abuelo.
Con sus dos mejores amigos, Manuel y Javier, se ven envueltos en intensos y caóticos sucesos, causados por el momento político extremo que vive el país.
Lugar imposible narra diez días de vivencias que ponen a prueba los valores, las relaciones, las creencias… ¡la realidad











Fuente
Se hace muy duro escribir algo en un día tan difícil como hoy, pero este libro merece una reseña a la altura, así que voy a hacer un esfuerzo enorme para lograrlo. Perdón también por publicarla más tarde que de costumbre, pero sigo resfriada y con poca energía y eso me pasa factura en todos los ámbitos. Quiero agradecer a la editorial Lacrem Delacrem por confiar en mí para reseñar este libro; es una editorial nueva, con proyectos lindos y muchas ganas de crecer. Recomiendo que le presten atención, si pueden, porque me parece que este es solo el inicio de un montón de cosas buenas.

Tuve la oportunidad de conocer al autor en una presentación de su libro Vampirii en el #Clubdelectura.uy. Aunque no leí esa novela, esta otra fue llamando mi atención de a poco, y me alegra mucho de que así fuera.

Aunque empieza como una novela juvenil bastante normal y cotidiana, las cosas se van poniendo oscuras conforme avanza la trama. Quizás sea posible decir que en la primera mitad nos va preparando para la segunda, donde las cosas se complican de verdad. Lo cierto es que allí la historia se enfoca en Mariana, la protagonista, y en las circunstancias de su vida (la separación de sus padres, la muerte de su abuelo, la adolescencia en general), sumadas a una situación inestable en el país y a unos agujeros que aparecen y que no tienen explicación. Sin embargo, en la segunda tenemos el golpe, y todo se vuelve muy oscuro y mucho más difícil de procesar. Leí el libro bastante rápido, angustiada la mayor parte del tiempo, pero con ganas de saber. Y quizás debería haberme dado cuenta de que no era un libro de saber, de resolver misterios, sino de plantearnos preguntas. Al terminar de leer quedé un poco descolocada por esto, y hasta molesta, pero con un tiempo para mirarlo en retrospectiva, está bien. Entendí.

Fuente
No me parece casualidad que la primera parte esté narrada en tercera persona y sea más panorámica, mientras que la segunda, donde la angustia se asienta, esté narrada en primera persona, desde la perspectiva de Mariana. Mariana, tan adolescente y a la vez tan todos. Es fácil identificarse con ella, ver el mundo a través de sus ojos. Y si bien podemos entender cuándo se equivoca, porque también lo hace, la empatía no se diluye. A los demás personajes los vamos a ver también con su mirada, y aunque no están tan desarrollados como ella, hay figuras clave, como el abuelo, sus padres y sus dos mejores amigos

Hay una cuestión con la ambientación y es que no se dice nunca, pero se siente Uruguay. Un poco por la forma de hablar de los personajes, otro poco porque son cosas que uno sabe, si vive ahí. Pero no se dice, se juega con esa ambigüedad, así que contar esta historia quizás es más fácil, menos cargada, de esta manera. Pero no se omiten ciertas cosas. Se habla de una dictadura anterior, que la generación de los abuelos y padres de Mariana vivió y sufrió. Así que la historia de esta novela, el golpe y todo lo que trae, pega en lugares que para nosotros, los que ahora vivimos acá y no sufrimos esos años, son sensibles. Así como comentaba que Espejos.uy era una especie de cautionary tale sobre la crisis del 2002, esta novela lo es, a su modo, sobre la dictadura

Fuente
Elegí esta foto solo porque tiene
militares, no hay otro motivo
.
No tengo ni que detenerme en los horrores de una dictadura, porque la mayor parte de los hispanohablantes tenemos una aunque sea en nuestro pasado (colectivo, si no la vivimos), pero no está de más recordar, ¿verdad? Porque acá detienen a la gente que se manifiesta en contra, se la tortura, se la mata, se cortan los medios de comunicación y se tiene a la gente en una nube de ignorancia respecto a lo que pasa. De ignorancia y de miedo. Entonces, en esa atmósfera, ¿cómo van a seguir siendo adolescentes? ¿Cómo no van a tener que madurar de golpe? Mariana y sus amigos ya no pueden ser los que eran, y los golpes que reciben en esta segunda parte los llenan de una desesperanza que a mí me parte en pedazos.

Fuente
Entonces, tengo mi propia teoría sobre los agujeros negros. Dado que obtener una respuesta clara está descartado, y se entiende que es la intención del autor en esta obra, voy a sacar mis conclusiones. Porque para mí los agujeros estos representan muchas cosas, entre ellas, la ausencia. La ausencia de respuestas y claridad sobre lo que pasa, de las personas que faltan. La posibilidad de desaparecer. De que pasen cosas y vengan esos hombres de gris a «limpiarlo», como si así no pasara nada. La indiferencia de los adultos, su incapacidad para ver lo que sucede. Si bien la historia, desde Mariana, trata estos agujeros como algo real, bien podrían no serlo. Aunque en realidad no importa, no es el punto. Estos agujeros que se llevan todo a su paso encierran violencia y angustia, y el final de la novela, para mí, es más que lo que leemos de forma literal. Es el producto de toda esta situación horrible, que es imposible de resolver desde el lugar de Mariana o sus seres queridos.

Así que sí, recomiendo esta novela, porque más allá de que en sí es entretenida, se lee fácilmente y todo eso que uno suele buscar en un libro, tiene una historia fuerte, potente, con un trasfondo demoledor. Porque no hay que olvidar, porque no hay que permitir que algunas cosas vuelvan a suceder. Me alegra muchísimo que esta editorial se la haya jugado por una novela que pisa tan fuerte. Los insto a leerla.


lunes, 20 de noviembre de 2017

La mansión de las furias - Reseña

Está sola y asustada. Acaba de escapar de un internado, en donde el castigo era la lección del día. Cuando conoce a una anciana que le ofrece trabajo en una vieja mansión que funciona como hotel, Louisa cree que finalmente está dejando esa vida llena de "lecciones" atrás. Pero ni bien llega a Coldthistle House, se da cuenta de que la mansión esconde secretos muy oscuros.
Lejos de ser un sitio para descansar, Coldthistle House es un lugar en donde te juzgan. Y su misterioso amo, el sr. Morningside, junto a sus empleados aplican los castigos más terribles a aquellos que cometieron errores en el pasado. Hasta Lee, un joven que es distinto a los otros huéspedes y que brilla por su carisma y simpatía, parece estar en peligro.
Louisa quiere salvarlo y advertirle sobre el peligro que se esconde en la mansión, pero ¿puede confiar realmente en él? ¿Cómo puede estar segura de algo en un sitio en donde todos tienen un pasado siniestro?
Madeleine Roux nos vuelve a deleitar con una serie de terror gótico, que incluye fotografías e ilustraciones para darle vida a uno de los sitios más tenebrosos

Fuente
Admitiré que cuando supe de este libro, no me llamó la atención. De hecho, que fuera de «terror» me tiró para atrás porque soy muy cagoncita. Sin embargo, poco a poco me fue ganando, y al final terminé queriéndolo leer. Gracias a América Latina por hacerlo posible. Además, la edición de VRYA es preciosísima. Tiene ilustraciones, imágenes en azul en los inicios de capítulo y una textura y olorcito maravillosos. Es decir, además de recomendarlo como novela, lo recomiendo como objeto. Seguro que pueden disfrutarlo en ebook, pero este es de esos libros que van a querer tener en papel para admirar la excelente edición. Y sí, también lo recomiendo como historia, porque disfruté cada página de la novela y me sorprendió para bien. Es re la típica historia que me gusta, y los que me conocen un poco se van a dar cuenta al toque.

El argumento de la novela está muy bien resumido en la sinopsis, así que no voy a repetirme con eso. Lo que yo puedo agregar es que en cierta forma se maneja muy bien la intriga, aunque el prólogo nos da una cantidad de información que nos permite entrever qué está sucediendo, quizás mucho antes que la mismísima protagonista. De cualquier manera, no fue de esos libros que necesité leer en una sola noche de forma obsesiva, sino que dosifiqué su lectura —en parte por la época del año, llena de parciales y trabajos— y disfruté del misterio de forma continuada, durante varias noches. Esto hizo que el misterio me tuviera en vilo durante todo ese tiempo, lo que creo que fue un acierto. Además, hay capítulos pequeños con textos informativos sobre criaturas, que van a ser útiles o como mínimo interesantes y que aportan un montón a la lectura.

Fuente
A los personajes los sentí sólidos, pero tuve muy poco de ellos. Es decir, creo que podrían dar todavía más de sí mismos, y por esto me alegra que haya una segunda parte —aunque me parece que podría leerse este como autoconclusivo tranquilamente—. Louisa, la protagonista y narradora, me pareció una figura fuerte, a la que quizás cuesta querer, pero no entender. Creo que reacciona a todo de formas muy humanas y entendibles, y que aunque es de ética cuestionable, al final podría decirse que es bastante consecuente con sus actos. Los demás personajes los dividiría entre el personal de Coldthistle House y los huéspedes. Estos últimos quizás resultaron menos interesantes que los primeros, pero es que los primeros son variopintos y excéntricos, quizás hasta algo siniestros. A estos son los que digo que no los conocemos todo lo que me gustaría, pero sí lo necesario para este primer libro.

Es cierto que sobre algunos personajes tuve mis dudas hasta el final del libro. Lee, uno de los huéspedes, con quien Louisa mantiene una amistad o algo así, me parecía un poco aburrido y su subtrama algo innecesario, pero resultó no ser así, y al final terminé muy satisfecha con lo que me encontré. Por lo tanto, es un libro que recomiendo terminar para joder juzgar con mejor criterio.

Fuente
La ambientación es otra de las cosas que me gustaron muchísimo de esta novela, y creo que eso no sorprende a nadie que siga este blog desde hace un tiempo. Principios del siglo XIX, Inglaterra, una mansión alejada de todo y con un personal perturbador, criaturas tenebrosas y una función que hará que Louisa se plantee realmente qué hacer con su vida. Ah, cómo no amar la ambientación de la novela, que me llegó muchísimo y que me hizo sumergirme en el período y en el ambiente frío y a la vez entrañable —sí, aunque usted no lo crea— de Coldthistle House. ¿Vieron la portada, azul y en penumbras? Así se siente el libro, y es increíble lo inmersivo que se vuelve todo. Tiene unos cuantos elementos de la novela gótica clásica, pero renovándolos de alguna forma. Es decir, se sienten familiares, pero no sobre usados. No pesa, sino que aporta. Es un enfoque que vale la pena y me interesa ver desarrollarse en las próximas entregas.

Fuente
Claro que esto lo acompaña la prosa, que a diferencia de lo que uno esperaría de una novela ambientada en esta época, es clara y bastante directa. Louisa, a pesar de haber tenido una educación formal, viene de un entorno más bien duro, y la forma de expresarse y de ver el mundo son coherentes con esto. Por lo tanto, si bien no es del todo informal, es consecuente con nuestra narradora en primera persona, y no se siente ni forzado ni pesado. Obviamente, esto ayuda a que el lector se sienta más conectado con Louisa y que su relación con Coldthistle House y sus habitantes se guíe por el criterio de esta. Además, se nota el contraste entre la narración de Louisa y los fragmentos de libros entre capítulos, escritos por el señor Morningside, el dueño de Coldthistle House. Una vez más, sin embargo, la expresión escrita se condice con lo que vemos de la personalidad del personaje. Porque qué personaje es el señor Morningside, ¿eh? Pero no quise hablar antes ni quiero hablar ahora, ustedes lo conocerán...

Quizás no es la reseña más entusiasta del universo, pero es que anduve a mil y tengo mucho sueño, pero no quiero que eso los confunda: me encantó la novela y la disfruté muchísimo, y me muero de ganas de leer la continuación. La recomiendo, sobre todo a los que gustan de las ambientaciones algo siniestras y de los personajes misteriosos. No creo que sea muy de terror, pero sí tiene un algo macabro que puede seducir a varios. Yo la empecé en Halloween y me pareció un acierto. Recomendada queda.


Dejo esto a modo de pequeño chiste interno. Seguro alguien me entiende. 

jueves, 16 de noviembre de 2017

The Star-Touched Queen - Reseña

Fate and fortune. Power and passion. What does it take to be the queen of a kingdom when you’re only seventeen?

Maya is cursed. With a horoscope that promises a marriage of death and destruction, she has earned only the scorn and fear of her father’s kingdom. Content to follow more scholarly pursuits, her whole world is torn apart when her father, the Raja, arranges a wedding of political convenience to quell outside rebellions. Soon Maya becomes the queen of Akaran and wife of Amar. Neither roles are what she expected: As Akaran’s queen, she finds her voice and power. As Amar’s wife, she finds something else entirely: Compassion. Protection. Desire…
But Akaran has its own secrets—thousands of locked doors, gardens of glass, and a tree that bears memories instead of fruit. Soon, Maya suspects her life is in danger. Yet who, besides her husband, can she trust? With the fate of the human and Otherworldly realms hanging in the balance, Maya must unravel an ancient mystery that spans reincarnated lives to save those she loves the most…including herself. 

Fuente
Recuerdo haber visto esta novela en Goodreads y haberme enamorado de su portada. Después de leer de qué trataba, fue derechito a mi to-be-read. Y si bien me tomé mi tiempo, tenía montones de ganas de leerla, porque prometía mucho. No estoy segura de que haya sido como esperaba, pero tampoco me parece algo malo. Eso sí, qué historia rara que tenemos acá.

Es otro de los libros que leí en mi viaje a Buenos Aires en julio, pero escribí esta reseña varios días después de que volví, así que no tengo tan frescas las cosas. Perdón, pero no tuve ocasión de hacerlo antes.

Fuente
Otra cosa importante antes de empezar es aclarar que leí este libro en inglés y no tengo idea —por el momento— de si será publicado o no en español. Así que ustedes verán qué acción tomar respecto a él.

Como la sinopsis está en inglés, les cuento un poquito de qué va. Nuestra protagonista es Mayavati (Maya), una de las tantas hijas del rajá de Bharata, un reino ficticio muy similar a la India. Destratada por todos debido a que según su horóscopo, su destino está lleno de muerte y desdicha, tiene una vida relativamente estable hasta que descubre que su padre piensa casarla para poner fin a la guerra. Pasan unas cosas ahí que no quiero arruinarles (?) y ella termina casada con el rajá de Akaran, un reino del que no tenía conocimiento. 

Y es todo medio bizarro, ¿saben? La cosa es que aunque ella desconfía y se resiste, se siente atraída por Amar, el rajá este. Pero el tipo es de lo más insulso que hay. O sea, se le hace el crocante con que no le puede contar nada hasta la próxima luna nueva, la deja ahí metida en el palacio donde pasan cosas rarísimas y ella escucha voces que la hacen dudar de la lealtad de él. Hay un sirviente medio grumpy-nerd que tampoco ayuda mucho. Y en estas condiciones se espera que Maya tome las decisiones correctas.

Fuente
Vamos, spoiler era más obvio que la iba a remil cagar spoiler. No puedo contar mucho sobre la segunda parte del libro, porque hay un plot twist y ahí empieza toda esta nueva instancia, pero sí quiero decir que me pareció muchísimo más interesante, con más acción y una Maya más determinada y con las ideas bien puestas. El final me pareció confuso y apresurado, y si me apuran hasta cursi y cliché. Definitivamente no le di una buena nota por el final.

Los personajes tampoco sobresalen demasiado, aunque Maya me cayó bien en general porque es valiente y decidida, y si la caga a veces no es enteramente su responsabilidad. Su hermana, Gauri, me pareció un personaje poco explotado, pero por ahí vi que la segunda novela de esta bilogía es con ella de protagonista, así que me callo la boca. Amar me dejó re meh. Realmente, nada que decir de este señor. Y la antagonista es... Bueno, cliché. En el peor de los sentidos. 

Fuente
El mejor personaje fue Kamala, una especie de demonio-caballo que acompaña a Maya en su viaje spoiler de retorno a Akaran spoiler, con un sentido del humor ácido y turbio que aporta algo más de ligereza a una secuencia que podría haber sido pesada.

La prosa es una de las cosas que hacen que esta novela sea resaltable. Aunque a veces sí se me hizo recargada, tiene momentos muy, muy lindos. Aunque la ambientación no estuvo a la altura de lo que esperaba y en varias ocasiones se me hizo difícil de «ver» en mi cabeza, la prosa armaba algunos escenarios cuando hacía falta. Si bien no soluciona el problema, se creaban lindas atmósferas.

No tengo mucho más que decir. No lo termino de recomendar porque no tengo muy claro qué leí ni sé bien si me gustó del todo. Tengo ganas de leer la secuela, porque además Gauri fue un personaje que me dejó con ganas de seguir en ese mundo, pero tampoco me muero. No sé, ustedes vean. Yo les dejo una cancioncita para entrar en ambiente y después me cuentan.


lunes, 13 de noviembre de 2017

Espejos.uy - Reseña

Esta es una historia encontrada en un disco duro. Es una relación contada con mails sin fecha ni encabezamiento. Es la construcción de un vínculo entre desconocidos quienes, aparentemente, buscan tan solo un espejo sobre el cual reflejarse. Es el deseo incontenible de una escritora por compartir una narración que no le pertenece pero que encuentra fascinante. Es una novela epistolar del siglo XXI que bucea en los miedos y los anhelos relacionados con la identidad, el amor y el futuro. Con la crisis de 2002 como telón, Magdalena Helguera emplea los mejores recursos de la tradición literaria para invitar al lector a observar las relaciones humanas en un momento en el que estas recién comenzaban a sentir el influjo de las tecnologías que cambiarían nuestra forma de informarnos y comunicarnos.



Cuando la autora anunció la reedición de esta novela, me alegré un montón, pero tardé un poco en darme cuenta de que ya la había leído. Fue cuando la busqué en Goodreads; la vi con la portada anterior y recordé que la había leído hacía muchos, muchos años, y que me la había prestado mi prima. A las dos nos había gustado, en esos tiempos, pero no recordaba mucho más, así que obviamente quise volver a leerlo. Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar. Además, el libro tiene ilustraciones de Maco, que ya es habitué de mi biblioteca.

No me pareció correcto marcar esto como una relectura, aunque en verdad sea una. Ni siquiera recuerdo en qué año lo leí, aunque estoy casi segura de que todavía iba a la escuela. Además, no hay reseña, claramente, así que esto es todo lo que van a tener de mi parte, por ahora. 

Supuestamente —y digo así porque no sé si es verdad o no, y prefiero no saberlo— esta historia fue encontrada en un disco duro, sin direcciones ni nada, y es lo que encontramos ahí: los mails intercambiados entre cuatro adolescentes, dos en Uruguay y dos en Estados Unidos, en plena época de crisis (esto es, para los que no son de Uruguay, el año 2002 específicamente), una que provocó que muchísimos uruguayos tuvieran que buscar una vida mejor en el exilio. 

Por esto es que no puedo hablar mucho de trama. Se siente como si le espiáramos el historial a alguien, como cuando nuestros amigos nos pasaban chats con otras personas en el msn *feels old* y los analizábamos horas. No sé. Quizás sí pueda decir que la historia pega un giro cuando Carlos y Caro aparecen en escena; sus interacciones se roban el foco y la historia termina sin conclusión, porque hasta ahí llegan los mails, y solo nos queda el deseo de la autora y el nuestro de que todo haya salido bien.

Recordaba más de los personajes de lo que creía, pero estaban todos desdibujados por el paso del tiempo. Por ejemplo, me acordaba de que Tati y RO eran más extrovertidos, mientras que Carlos y Caro eran tímidos y estudiosos, pero ahora esta extroversión se me hizo algo pesada —aunque se nota, y se dice, que es la forma en la que lidian con sus propios problemas—, y me recordó a algo que leí en el blog de Clau sobre el humor entonces y el humor ahora. Detalles, no sé, pero por eso me pareció tan fundamental que aparecieran Caro y Carlos, que a juego con el título, son lo opuesto a Tati y RO, y se nota. Se nota sobre todo en la historia de Caro, que ya lo lleva a un lugar literal, pero de todas formas. Me gusta porque habla de algo tan propio de la adolescencia como ser parte, ser diferente y saberlo, tener sueños y expectativas y tanta incertidumbre. Todo esto a través de sus mails, de lo que dicen y de lo que no dicen, de cómo se ven entre ellos, de cómo se relacionan.

(Todas las imágenes
son de Maco)
Pero otra cosa que me parece muy importante es lo que se desprende de estos mails respecto a la situación que se vivía. Yo lo conté por ahí, pero era muy chica en 2002 —cumplí nueve años— y cuando leí este libro, y si bien notaba algunas cosas, digamos que entre el esfuerzo de mis padres por mantener todo a flote y que en realidad, para mí eso era la normalidad, no era del todo consciente de lo que pasaba. Lo que pasaba en realidad era terrible, y sin duda los protagonistas, como adolescentes, lo vivían con una intensidad mucho mayor

Por eso acá hay dos cosas. Leerlo en esa época pudo ser un reflejo o un escape o un alivio. Leerlo ahora, como adulta, es una ayuda memoria, tiene que serlo. Para los adolescentes de esta época, un llamado de atención, un cautionary tale, algo que puede pasar y que pasó hace no tanto. Me resultó fuertísimo y chocante leerlo ahora y pensar, sin embargo, en lo poco que parece importarles a algunos o la falta de memoria que hay.

Entonces, en ese sentido, qué acierto y qué importante reeditar este libro.